¿SE PUEDE HACER FOTOGRAFÍA DEPORTIVA CON UNA COMPACTA?

20/06/2017

     Hace ya unas cuantas semanas, salía a la luz un artículo hablando de un fotógrafo que se atrevía a romper con lo habitual en esto de la fotografía deportiva. Joshua Paul se plantaba en mitad de un Gran Premio de Fórmula 1 con una cámara de mas de cien años, y no una analógica pequeña ni mucho menos. ¡Y vaya fotos hizo! Pero no es el único caso. En los pasados juegos olímpicos, un albaceteño, José Luis Pérez se lanzó a la aventura viajando a Río de Janeiro a cubrir el evento con un equipo sin espejo siendo el único en atreverse a trabajar con este sistema. O bien podría hablar de David Burnett, un tipo que lleva desde 1984 fotografiando cada uno de los JJ.OO con cámaras analógicas. 

 

     Son casos que sorprenden en mitad de un mundo digital, donde todo debe ser inmediato. Un mundo en el que cada marca compite por ofrecer cámaras mas rápidas, con mas megapixeles, y accesorios adicionales extremadamente caros para poder complementar el trabajo profesional de fotografía deportiva. No lo critico eh, que nadie me señale con el dedo. Tan sólo quiero decir, que a veces, el hecho de que alguien haga algo diferente a lo establecido se agradece. Aunque lo diferente signifique hacer algo que ya se hacía hace 100 años. Primicia: La fotografía analógica nunca ha muerto.

 

     No me atrevo a compararme con esos profesionales ni poner mis fotos a la altura de su trabajo. Pero quiero hacer ver, que no es necesario tener una cámara de cinco mil euros para hacer buenas fotos.

 

     Y ¿Por qué digo todo esto?. Pues para plantearos un ejemplo mas sencillo y accesible al público. No todos tenemos la suerte de ir trabajar en una carrera de Fórmula 1 o fotografiar a Ussain Bolt correteando por ahí. Pero seguro que muchos de vosotros tenéis a algún amigo o  pareja que hace deporte, compite en alguna carrera, nada, pedalea, o hace alguna competición extrema de estas de pegarte unas cuantas horas sudando la gota gorda. O al menos, si os gusta el deporte, habrá alguna competición cercana a la que poder ir de espectadores. 

 

     Y seguro que muchos tenéis una cámara compacta de gama media - alta que va con vosotros a todos sitios. 

 

     Pues bien, imaginad esa carrera, a ese amigo/pareja/gente al azar que corre, y nosotros con toda la ilusión del mundo por hacer las mejores fotos. 

 

     "¿Que cámara me llevo?. Pues la que tengo, mi compacta. Pequeña pero matona."

 

     ¿Alguien se identifica ya en esta situación?. La pregunta antes de salir de casa es: "¿podré fotografiar la carrera con mi compacta?". Aquí hay que pararse a reflexionar. ¿Se puede?. Si. ¿Vamos a hacer miles de fotos espectaculares sin ningún fallo?. No

 

     Lo mas importante antes de salir de casa es cambiar la mentalidad con la que vamos a fotografiar. Siendo conscientes de la cámara que tenemos y de las posibilidades de ésta. Generalmente las compactas no tienen un enfoque ultra rápido, y no están pensadas para la acción frenética que supone una carrera donde hay gente corriendo, no siempre en línea recta, con corredores que se pueden cruzar por medio. El secreto está en no desesperar y saber aprovechar al máximo las prestaciones de la cámara.

 

     Para demostrar que se pueden hacer fotos en condiciones en un evento deportivo, la mejor manera es demostrarlo sobre el terreno. Así que el pasado 28 de Mayo me fui al Triatlón de Sevilla sólo y exclusivamente con una cámara compacta. La Fujifilm x30, una compacta de gama media - alta con la que no estoy muy familiarizado ya que no es mía y no la suelo usar. Sensor micro 4/3, 12 megapixeles y zoom manual para mas señas.

 

 

     Como siempre, gracias a la organización del evento Of Sport por las facilidades a la hora de acreditarme y permitirme estar merodeando entre bastidores para hacer todas mis fotos. Elegí hacer ésta prueba en el Triatlón de Sevilla precisamente por la variedad de disciplinas y circunstancias en las que exprimir la capacidad de la cámara. Natación, ciclismo y carrera a pie. Tres modalidades deportivas completamente diferentes entre si, no me negaréis que he elegido una prueba molona para este experimento.

 

     Antes de fotografiar, como os he dicho antes, hay que cambiar la mentalidad. Hay que olvidarse de ráfagas, disparos al azar y fotografiar todo aquello que se mueva. Es importante conocer la prueba que vais a ver y cómo se desarrolla para poder así anticiparos a los acontecimientos en la medida de lo posible.

 

     Hay ciertas fotos que son fáciles. Los momentos previos son bastante tranquilos, no hay demasiado movimiento y hay muchísimos detalles que podéis fotografiar. Yo siempre uso un enfoque puntual a la hora de trabajar. Así me aseguro que el enfoque está donde yo quiero y no dejo al azar el automatismo. Enfoco, reencuadro y disparo. 

 

     Un disparo, una foto. Observad, buscad aquello que os llame la atención y haced la foto. La idea es que consigáis hacer la foto que queréis y no malgastéis tiempo en fotografiar cosas al azar. Al principio es difícil lo se, pero a la larga acabaréis haciéndolo. Tener cultura fotográfica os hará perder menos tiempo y centraros en lo importante.

 

     La parte difícil viene cuando hay que fotografiar a los deportistas en movimiento. Generalmente las cámaras compactas no tienen un enfoque muy rápido y no siempre puedes configurar el enfoque para que siga a un sujeto en movimiento. Mi consejo, imaginad la foto que queréis, y sobre todo, el encuadre que buscáis. Si no tenéis práctica resultará difícil imaginar un encuadre y cómo va a quedar la composición con varios deportistas en la escena. Una cámara compacta no tiene la rapidez de una reflex a la hora de cambiar de distancia focal y enfocar a un sujeto en un abrir y cerrar de ojos. Por eso es importante que os anticipéis a la escena, así habrá mas posibilidades de que acertéis con la foto. 

 

     La manera en que enfocaréis dependerá del rendimiento de vuestra cámara. Yo particularmente, a la hora de fotografiar como os he dicho antes, me imaginaba la escena y llevava el punto de enfoque al lugar donde quería que estuviera el foco de la imagen. Al acercarse el deportista a la escena, apuntaba con el punto de enfoque sobre el de manera que el tiempo que tarda la cámara en enfocarlo y disparar es el tiempo que tardaba el deportista en avanzar los metros necesarios para cuadrar con la composición que tenía en mente.

 

     Aquí es donde vendrán todos los problemas, a la hora de enfocar. Pero pensemos en soluciones. Recordad que disparáis con la cabeza, y el ingenio hay que afinarlo en estos casos.

 

     Una solución viable es enfocar en un punto por el que pasará el deportista, por ejemplo el suelo, reencuadráis sin soltar el dedo del disparador, y un instante antes de que pase por el sitio hacéis la foto. ¿Por qué antes? Por el pequeño retardo que tiene la cámara entre que aprietas el disparador y se hace la foto. Os daréis cuenta que si apretáis el botón en el momento justo, al revisar la foto veréis el que deportista se os ha escapado del sitio. Por eso debéis hacer la foto justo antes.

 

     El resto de fotos es cuestión de afinar el ojo, y saber manejar la cámara. Son en definitiva trucos para sacarle el máximo rendimiento a vuestra cámara. Si hace años con cámaras mucho mas simples se hacían fotos buenas, hoy, con la tecnología de nuestro lado las escusas se nos acaban.

 

     Mi experiencia con la Fuji x30 fue magnífica, a pesar de no dominar del todo el sistema, menús un poco desconocidos para mi, y no tener la agilidad a la hora de configurarla del mismo modo que hago con mi equipo sirvió para demostrar que si, es posible ir a hacer fotos a una prueba deportiva y volver a casa con un buen resultado. Tan sólo hace falta cambiar la mentalidad, saber qué hacer y lo más importante y mas difícil a veces, saber cómo hacerlo. 

 

     Para que os lo creáis, aquí tenéis el resultado del experimento. Espero que os guste.

 

 

 

 

 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Please reload

  • Instagram - White Circle
  • Facebook - White Circle
  • Vimeo - White Circle
  • YouTube - White Circle
  • Twitter Clean
Búsqueda por etiquetas
Entradas Recientes

30/11/2018

03/09/2018

Please reload

Sígueme
Please reload

© Fotografía Santiago Molina · SEVILLA · 2018

 

INFO@FOTOSANTIAGOMOLINA.COM · 636 30 32 65

  • Instagram - White Circle
  • Facebook - White Circle
  • LinkedIn - White Circle