CUANDO MERECE LA PENA IR AL CINE. CANTÁBRICO

09/05/2017

     ¡OJO! Antes de provocar ningún malentendido. Ir al cine siempre merece la pena, exceptuando claro, cuando vas a ver una película cuyo trailer es mas emocionante que la propia película en si. En esos casos, no merece tanto la pena ir al cine.

 

     Ir al cine, a ver una buena película, disfrutar del sonido envolvente de la sala, ver la calidad de las imágenes en una pantalla gigante, estar cómodamente sentado en una butaca...no me neguéis que es una pasada. Del precio mejor no hablar, porque seguro que mas de uno ya se ha encendido pensando en el dinero que se gastó la última vez que fue al cine, así que mejor no avivar este fuego. 

 

     Como os decía, ir al cine es generalmente una buena experiencia. Por desgracia la mayoría de cines no albergan en sus carteleras mas opciones que los estrenos que toquen en esa semana, y no es que sea una mala opción, hay que hacer caja a fin de mes, pero raro es el cine que tenga una mínima alternativa cultural entre sus salas. En cambio hay cines que si se suman a la cultura, y ofrecen en sus salas mas pequeñas algunos ciclos de cine de autor, películas no tan taquilleras y versiones originales que pese a no llenar todas las butacas, al menos dan cabida a todas esas personas que demandan ver en la gran pantalla otra cosa que no sea ver a Thor pelearse con Hulk.

 

     Tener la posibilidad de ver en el cine algún documental de Miguel Angel o Da Vinci es una ocasión para no dejar escapar si os gusta el arte. Por ejemplo poder ver un documental biográfico sobre el fotógrafo Sebastião Salgado, en mi caso, fue un lujo. No es comparable el salón de nuestra casa con ver algo así en la sala de un cine por mucho Dolby Digital 5.1 que tengamos instalado. 

 

     Son pocas las ocasiones para ver trabajos de tipo documental en la gran pantalla, y cuando tengamos la posibilidad de ver alguno de nuestro interés, no deberíamos dejar pasar la oportunidad. Mas aún, cuando es un producto español el que desembarca en la sala de cine. 

 

     Se que si os hablo de documentales de naturaleza, seguramente os viene a la cabeza la malograda gacela que pasta en la sabana sin ser consciente del peligroso guepardo que la acecha a pocos metros. Mientras la gacela disfruta de sus últimos minutos de vida, vosotros disfrutáis de una relajante siesta antes de volver al duro trabajo. Al despertar, ya no había gacela, y lo único que recordáis es a un ñu agonizando entre las mandíbulas de un cocodrilo. Si os identificáis con esta historia, enhorabuena, habéis sido espectadores de La 2.

 

     Pero, ¿y si tuviéseis la oportunidad de ver un documental sobre la fauna ibérica en el cine? ¿Y si os digo que el autor de este documental ha conseguido elevar el concepto de obra documental a la categoría de obra de arte? ¿Os animaríais?

 

 

     Yo me he animado. He tardado mas de lo que hubiera querido en ir, pero al final he ido. Me estoy refiriendo a "Cantábrico". Una obra documental cuyo director Joaquín Gutiérrez Acha ha sabido tratar como obra cinematográfica, cuidando cada plano, cada detalle y cada toma haciendo mas atractivo aún para el espectador ver las imágenes. Un proyecto para que se ha necesitado mas de dos años de trabajo repartidos por Castilla y León, Asturias, Cantabria y Euskadi y en el que se han puesto la mejor tecnología al alcance para ofrecernos desde planos a cámara lenta grabados a 6K de resolución, hasta paisajes aéreos de las cordilleras grabados desde helicópteros. 

 

     Si la naturaleza ya de por si es bella, en este documental se nos muestra con mas belleza aún, y en pantalla gigante. La obra cuenta una historia con diferentes protagonistas. Osos, lobos, urogallos, salmones entre otros. Diferentes animales que van superando cada estación del año en la manera que la naturaleza les permite hacerlo. La caza de una manada de lobos en la nieve, o las imágenes macro de larvas de mariposa eclosionando en el interior de un hormiguero son sólo algunos ejemplos de las escenas que aparecen en el documental.

 

     En temas de naturaleza, hablar de Joaquín Gutiérrez Acha es sinónimo de calidad. Colaborador de la BBC o National Geographic debe tener en su casa una estantería exclusivamente dedicada a guardar los premios que ha conseguido a lo largo de su carrera. Ya en 2013 estrenó Guadalquivir, convirtiéndose en el primer largometraje de naturaleza rodado en España que se emitía en salas de cine. Tal fue su éxito que fue nominada al "Goya a la Mejor Película Documental 2014", siendo la primera vez que un trabajo documental sobre naturaleza aspiraba a este galardón. 

 

     Por tanto, Cantábrico no se trata de otro documental mas. Otro de muchos, perfecto para conciliar el sueño después de comer. Es todo lo contrario a lo que podáis estar acostumbrados. Y lo mejor de todo es que todavía estáis a tiempo de disfrutar de esta obra en salas de cine. 

 

 

 

Compartir en Facebook
Compartir en Twitter
Please reload

  • Instagram - White Circle
  • Facebook - White Circle
  • Vimeo - White Circle
  • YouTube - White Circle
  • Twitter Clean
Búsqueda por etiquetas
Entradas Recientes

30/11/2018

03/09/2018

Please reload

Sígueme
Please reload

© Fotografía Santiago Molina · SEVILLA · 2018

 

INFO@FOTOSANTIAGOMOLINA.COM · 636 30 32 65

  • Instagram - White Circle
  • Facebook - White Circle
  • LinkedIn - White Circle